Sobre mi

IMG_6706_pp photo
Lo que debes saber sobre mí
Yo también he pecado.
Yo también serví al diablo.
Yo también nací en la iniquidad.
Pero recibí la gracia a través de la redención que está en Jesucristo.
Servir al diablo no significa solo sacrificar seres humanos en el mundo de la brujería, el orgullo, la codicia, la envidia, la ira, la impureza, la pereza, cualquier tipo de inmoralidad sexual, mentir, difamar, y demás, también sirve al diablo, también adora al diablo, esa es también la práctica de la oscuridad.

Leamos la Biblia en Efesios capítulo 2 al versículo 1 al versículo 22

 

< Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

en los que anduvisteis en otro tiempo conforme a la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

entre los cuales todos nosotros también vivimos en otro tiempo, andando según nuestros deseos carnales, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza hijos de ira, también como los demás.

Pero Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó,

aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos).

Y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,

para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

no por obras, para que nadie se gloríe.

10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

11 Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión, hecha con mano en la carne;

12 y de que en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel, y ajenos a los convenios de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.

13 Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.

14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,

15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,

16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.

17 Y vino, y anunció la paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca,

18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos con los santos, y miembros de la familia de Dios;

20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,

21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;

22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

Leamos la Biblia en Romanos capítulo 3 versículo 23 al versículo 24

Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios,siendo justificados gratuitamente por su gracia mediante la redención que es en Cristo Jesús

 

Leamos la Biblia en Juan capítulo 6 al versículo 44 hasta el versículo 45

Nadie puede venir a mí a menos que el Padre que me envió lo atraiga; y lo levantaré en el último día.

Está escrito en los profetas: Todos serán enseñados por Dios. Entonces, quien oye al Padre y recibe su enseñanza viene a mí.

Leamos la Biblia en Apocalipsis Capítulo 3 al versículo 20

<He aquí, estoy a la puerta y llamo. Si alguien oye mi voz y abre la puerta, iré a casa, cenaré con él y él conmigo.

Leamos la Biblia en Romanos capítulo 10 al versículo 9 al versículo 11

Si confiesas con tu boca al Señor Jesús, y si crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo.

Porque es al creer en el corazón que vienen a la justicia, y es al confesar con la boca que se logra la salvación, de acuerdo con lo que dice la Escritura:

Quien crea en él no será confundido.

Leamos la Biblia en Juan capítulo 5 al versículo 5

< Respondió Jesús: « En verdad, en verdad te digo, que a menos que un hombre nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

 

Tan pronto como recibí la gracia de Jesucristo, puse a trabajar los temores de que Cristo vino a mí sin hacer nada.

 

Leamos la Biblia en Mateo capítulo 24 versículo 45 al versículo 51

 

¿Quién es el siervo fiel y prudente que su señor ha establecido sobre su pueblo, para darles alimento a su debido tiempo? Feliz es este siervo, a quien su maestro, al llegar, lo encontrará! Te digo la verdad, él lo establecerá sobre todos sus bienes. Pero si es un siervo malvado, que dice en sí mismo: « Mi señor tarda en llegar », si comienza a golpear a sus compañeros, si come y bebe con los borrachos, vendrá el amo de ese siervo. el día en que no lo espere y en la hora que no sepa, lo despedazará y le dará su parte con los hipócritas: aquí es donde habrá lloros y chillidos. de dientes.

 

 

Laisser un commentaire

Choisissez une méthode de connexion pour poster votre commentaire:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s