Amor entre hombre y mujer

En nombre de tu hermano Octave, llamado a ser un prisionero de Cristo por la voluntad de Dios, que la gracia y la paz te sean dadas por Jesucristo, nuestro Señor y Salvador.

Introducción IMG_6706_pp photo

El amor entre el hombre y la mujer es perfecto cuando tienen las cualidades del amor manifestado en (1 Corintios 13. 4-7).

La biblia dice

Se convertirán en una sola carne, Conduce a tener el mismo sentimiento, el mismo amor, la misma alma, el mismo pensamiento en el matrimonio, todo lo que es verdad, todo lo que es honorable, todo lo correcto, todo lo que es puro, todo lo que es amable, todo lo que merece aprobación, que es virtuoso y digno de alabanza, será el objeto de sus pensamientos.

Leamos la Biblia en 1 Corintios 13: 4-7

La caridad es sufrida, es benigna; la caridad no tiene envidia, la caridad no se jacta, no se envanece;

no se comporta indebidamente, no busca lo suyo, no se irrita, no piensa el mal;

no se regocija en la maldad, sino que se regocija en la verdad;

todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Leamos la Biblia en Génesis 1.27

27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Leamos la Biblia en Génesis 2.18 – 25

18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

19 Formó, pues, Jehová Dios de la tierra toda bestia del campo y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre.

20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo animal del campo; mas para Adán no se halló ayuda que fuese idónea para él.

21 Y Jehová Dios hizo caer un sueño profundo sobre Adán, y este se quedó dormido. Entonces tomó una de sus costillas y cerró la carne en su lugar;

22 y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer y la trajo al hombre.

23 Y dijo Adán: Esta es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; esta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se allegará a su mujer, y serán una sola carne.

25 Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.

El consejo divino para que las relaciones entre hombres y mujeres sean acuerdos perfectos

 

Leamos la Biblia en Colosenses 3.12 – 17

12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;

13 soportándoos los unos a los otros, y perdonándoos los unos a los otros si alguno tuviere queja del otro; de la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

14 Y sobre todas estas cosas vestíos de caridad, que es el vínculo de la perfección.

15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

16 La palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos los unos a los otros en toda sabiduría con salmos e himnos y cánticos espirituales, cantando con gratitud en vuestros corazones al Señor.

17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra, o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.

Leamos la Biblia en Romanos 12.9 – 21

El amor sea sin fingimiento; aborreced lo malo, allegaos a lo bueno;

10 amaos los unos a los otros con caridad fraternal, prefiriéndoos con honra los unos a los otros;

11 en lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientesen espíritu, sirviendo al Señor;

12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.

14 Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.

15 Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.

16 Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándooscon los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.

17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.

18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, tened paz con todos los hombres.

19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos; sino dejad lugar a la ira de Dios, porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; porque haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.

21 No seas vencido por el mal, sino vence el mal con el bien.

 

– Por lo demás, mis hermanos y hermanas en Cristo, estén gozosos, buscando la perfección en la fe en Jesucristo.

Vive en paz, en amor y de acuerdo con Jesucristo.

Saludo a los santos y a mis lectores.

Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo sea con todos ustedes. Amén!

 

Laisser un commentaire

Choisissez une méthode de connexion pour poster votre commentaire:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s