Pascua

En nombre de tu hermano Octave, llamado a ser un prisionero de Cristo por la voluntad de Dios, que la gracia y la paz te sean dadas por Jesucristo nuestro Señor y Salvador.

Introducción IMG_6706_pp photo

Los habitantes de Jesucristo, su patrimonio, su paloma, su esposa, su novia son capturados por el demonio de Santa phisiquement representaba el antiguo Egipto, sometido a la pena forzada de tra y la miseria, así que un día de acuerdo al plan Jesucristo, a quien ya le había revelado a Abraham, Jesucristo decidió liberar a su pueblo.

La Pascua según el Antiguo Testamento es la liberación.

« Estoy descendido para librarlos de la mano de los egipcios y para sacarlos de ese país a una tierra buena y espaciosa, tierra que fluye leche y miel, en lugares habitados por los cananeos, hititas los amorreos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos.

He aquí, los clamores de Israel han venido a mí, y he visto la opresión que los egipcios causan que sufran (Éxodo 3.8 – 9).

<Cuando hayas entrado en la tierra que el SEÑOR te dará, según su promesa, observarás este uso sagrado. Y cuando tus hijos te digan: ¿qué significa para ti este uso? usted dice, ‘Es el sacrificio de la Pascua en honor del Señor, el cual pasó las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas. La gente se inclinó y se inclinó (Éxodo 12: 25-27).

Es un sacrificio de franqueza.

<Y habló Dios a Moisés, diciendo: Yo soy el SEÑOR.

Me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob, como Dios Todopoderoso; pero yo no los conocía en mi nombre, el SEÑOR.

También establecí mi pacto con ellos, para darles la tierra de Canaán, la tierra de sus peregrinaciones, en la cual se quedaron.

Oí los gemidos de los hijos de Israel, a quienes los egipcios tienen en esclavitud, y me acordé de mi pacto.

Por tanto, di a los hijos de Israel: Yo soy el Señor, te affranchirai de debajo de las tareas pesadas de Egipto, te rescatará de su servidumbre, y os redimiré con brazo extendido y con juicios grandes.

Te llevo para mi pueblo, yo seré su Dios, y ustedes sabrán que yo, el Señor tu Dios, que de debajo de las tareas pesadas de Egipto.

Te traeré a la tierra que juré a Abraham, Isaac y Jacob; Te lo daré en posesión de mí, el SEÑOR (Éxodo 6.2 – 8).

La Pascua según el Nuevo Testamento es Jesucristo.

<Estás equivocado a la gloria. ¿No sabes que un poco de levadura aumenta toda la masa?

Haz que la levadura vieja desaparezca, para que seas una masa nueva, ya que

usted es sin levadura, porque Cristo, nuestra Pascua, fue asesinado.

Celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, no con levadura de travesura y la maldad, pero con el pan sin levadura de pureza y verdad (1 Corintios 5: 7-8).

<Al día siguiente vio a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo (Juan 1.29)

Así que no permitas que nadie te juzgue sobre comer o beber, o sobre una fiesta, luna nueva o sábados: era la sombra de lo que vendría, pero el cuerpo está en Cristo (Colosenses 2: 16-17).

 

Es Jesucristo quien se liberó

Jesús les dijo: « Cuando hayas resucitado al Hijo del Hombre, entonces sabrás lo que soy, y no hagas nada conmigo, sino que hables de acuerdo con lo que el Padre me ha enseñado.

El que me envió está conmigo; no me dejó solo, porque siempre hago lo que le agrada.

Cuando Jesús habló así, muchos creyeron en él.

Y dijo a los judíos que creyeron en él: Si permanecéis en mi palabra, seréis realmente mis discípulos; conocerás la verdad, y la verdad te hará libre (Juan 8: 28-32).

 

Es Jesucristo quien libera y entrega.

Si, por lo tanto, el Hijo te libera, serás verdaderamente libre (Juan 8.32).

 

– Por lo demás, mis hermanos y hermanas en Cristo, estén gozosos, buscando la perfección en la fe en Jesucristo.

Vive en paz, en amor y de acuerdo con Jesucristo.

Saludo a los santos y a mis lectores.

Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo sea con todos ustedes. Amén!

Cómo celebrar la Pascua cristiana

En nombre de tu hermano Octave ngoma luti, llamado a ser un prisionero de Cristo por la voluntad de Dios, que la gracia y la paz te sean dadas por Jesucristo nuestro Señor y Salvador.IMG_6706_pp photo

introducción

Antes que nada, enfatizar la gratitud de su liberación y buscar siempre la santificación, porque sin la santificación, nadie puede salvarse, pero la salvación implica el nuevo nacimiento.

La celebración de la Pascua es estar consciente de su liberación, y estar agradecido a Jesucristo que lo liberó del poder de la oscuridad y expresó su alegría con acción de gracias, pero el sacrificio aceptable para Jesucristo es un corazón roto

Decir gracias a Jesucristo por la liberación es adorarlo.

A través de él, ofrece sin cesar a Dios un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre. Y no te olvides de la beneficencia y la liberalidad, porque es a tales sacrificios que Dios se complace (Hebreos 13:15).

– Celebraré el nombre de Dios con himnos, lo exaltaré con alabanza. Esto es aceptable para el Señor, más que un toro con cuernos y pezuñas. (Salmos 69:30).

-Te ofreceré un sacrificio de acción de gracias, e invocaré el nombre del SEÑOR; Cumpliré mis votos al Señor en presencia de todo su pueblo (Salmo 116: 17).

– Pero la hora viene, y ya ha llegado, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque estos son los adoradores que el Padre pide.

Dios es Espíritu, y aquellos que lo adoran deben adorarlo en espíritu y en verdad (Jn 4: 23-24).

-Honrar a Jesucristo por la liberación es hacer oración, meditación y estudiar la Biblia todos los días.

Manténganse con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando y celebrando con todo su corazón las alabanzas del Señor;

da gracias continuamente por todas las cosas a Dios el Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo,

sometiéndose unos a otros en el temor de Cristo (Efesios 5:19 – 21).

– Que la palabra de Cristo habite abundantemente entre ustedes; enseñen y amonesten a los demás con toda sabiduría, a través de salmos, himnos, canciones espirituales, cantando a Dios en sus corazones bajo la inspiración de la gracia (Colosenses 3:16).

– No te preocupes por nada; pero en todo haga conocer sus necesidades a Dios con oraciones y súplicas, con acción de gracias (Filipenses 4: 6).

Ofrezcan sacrificios a Dios gracias, y cumplan sus votos al Altísimo.
Y llámame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me glorificarás (Salmo 50.14-15).

– El que ofrece gracias por mi sacrificio me glorifica, y al que vela por su camino mostraré la salvación de Dios (Salmo 50:23).

– Exhorto ante todo, ofrecer oraciones, súplicas, peticiones, acciones de gracias, por todos los hombres, por los reyes y todos los que están en eminencia, para que podamos llevar una vida pacífico y tranquilo, en toda piedad y honestidad.
Esto es bueno y agradable ante Dios nuestro Salvador,
quien quiere que todos los hombres sean salvos y lleguen al conocimiento de la verdad (1 Timoteo 2: 1-4).

Agradecer a Jesucristo por el enriquecimiento, implica tener una vida de santificación.

Los sacrificios que agradan a Dios son un espíritu quebrantado: ¡Oh Dios! no desprecias un corazón quebrantado y contrito (Salmo 51:19).

– Por lo tanto, recibir un reino inconmovible, tengamos en hacer a Dios un culto le agrada, con temor y reverencia, porque nuestro Dios es fuego consumidor (Hebreos 12:28)

« Por tanto, os ruego, hermanos, por las misericordias de Dios, ofrecer a vuestros cuerpos un sacrificio vivo, santo, aceptable para Dios, que será vuestro servicio razonable (Romanos 12: 1).

– Por lo demás, mis hermanos y hermanas en Cristo, estén gozosos, buscando la perfección en la fe en Jesucristo.
Vive en paz, en amor y de acuerdo con Jesucristo.
Saluda a todos los santos y a todos mis lectores.
Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo sea con todos ustedes. Amén!

La condición para que tenga lugar la celebración de la Pascua.

En nombre de tu hermano Octave ngoma luti, llamado a ser un prisionero de Cristo por la voluntad de Dios, que la gracia y la paz te sean dadas por Jesucristo nuestro Señor y Salvador.

Introducción.IMG_6706_pp photo

Para que la fiesta ocurra, uno debe cumplir con las condiciones requeridas para esta celebración, en cualquier área de la vida, el respeto de la ley es imprescriptible en la voluntad general del ser humano.

 

La Pascua Cristiana debe celebrarse de acuerdo con todas las leyes y ordenanzas establecidas en la Biblia.

<Jehová habló a Moisés en el desierto de Sinaí el primer mes del segundo año después de que salieron de la tierra de Egipto. Él dice: Deje que los niños de Israel celebren la Pascua a la hora señalada. Lo celebrarás a la hora señalada, el día catorce de este mes, entre las dos noches; lo celebras de acuerdo con todas las leyes y ordenanzas relacionadas con él (Número 9.1 – 5).

<Observa el mes de los oídos, y celebra la pascua en honor de Jehová tu Dios; porque fue en el mes de los oídos que Jehová tu Dios te sacó de Egipto durante la noche. Y sacrificarás la pascua al SEÑOR tu Dios, a tus víctimas de rebaños y vacas, en el lugar que el SEÑOR elija para hacer allí su nombre. Durante la fiesta, no comerás pan con levadura, sino que comerás pan sin levadura durante siete días, el pan de la aflicción, porque es con gran prisa que saliste de la tierra de Egipto: así será, recuerda toda tu vida desde el día en que saliste de la tierra de Egipto (Deuteronomio 16: 1-8).

De acuerdo con las leyes establecidas en el Antiguo Testamento, uno come pan sin levadura, hierbas amargas y el sacrificio de la Pascua Cristiana no se mantendrá durante la noche hasta la mañana.

<No ofrecerás con pan fermentado la sangre del sacrificio inmolado en mi honor; y el sacrificio de la fiesta de la pascua no se mantendrá durante la noche hasta la mañana (Éxodo 34.25).

De acuerdo con las leyes establecidas en el Antiguo Testamento, la Pascua Cristiana pertenece al pueblo de Dios y al convertido a Dios.

<Hubo hombres que, estando inmundos debido a una muerte, no pudieron celebrar la Pascua ese día. Aparecieron el mismo día antes que Moisés y Aarón; y estos hombres dijeron a Moisés: Somos inmundos a causa de la muerte; ¿Por qué no presentarnos a la hora señalada la ofrenda del Señor entre los hijos de Israel? Y Moisés les dijo: Esperad a que yo sepa lo que el SEÑOR os ordena.

Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: si alguno de vosotros, o de vuestra descendencia, es inmundo por causa de un hombre muerto, o está en un viaje a lo lejos, celebrará la pascua en honor a Jehová.

Es en el segundo mes que lo celebrarán, el día catorce, entre las dos noches; lo comerán con pan sin levadura y hierbas amargas.

No dejarán nada hasta la mañana y no romperán ningún hueso. Lo celebrarán de acuerdo con todas las ordenanzas de la Pascua.

Si el que es puro y no viaja se abstiene de la Pascua, será cortado de su pueblo; porque no ha presentado la ofrenda del Señor en el tiempo señalado, este hombre tendrá la penalidad de su pecado (Números 9: 6-13).

<Y Jehová dijo a Moisés y Aarón: Esta es una ordenanza acerca de la Pascua: ningún extraño comerá de ella. Circunccionarás a cualquier esclavo adquirido a un precio de dinero; entonces él lo comerá. El habitante y el mercenario no comerán de él (Éxodo 12: 43-45).

<Si un extraño que se queda en su casa celebra la Pascua del Señor, cumplirá las leyes y ordenanzas de la Pascua. Habrá una ley entre ustedes para el extranjero y el nativo (Número 9.14).

En el Nuevo Testamento se enfoca en el nuevo nacimiento para comer la Pascua.

<La Pascua de los judíos estaba cerca. Y muchas personas subieron a Jerusalén antes de la Pascua para purificarse (Juan 11:55).

<Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, puso el toque final a su amor por eux.Pendant la cena, el diablo ya había inspirado en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el plan para liberarlo, Jesús, que sabía que el Padre había puesto todas las cosas en sus manos, que había venido de Dios, y que se estaba yendo a Dios, se levantó de la mesa, se quitó la ropa y tomó un trapo que se puso. Luego, vertió agua en un recipiente, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a limpiarlos con el estaba ceñido. Vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, tú me lavas los pies de Jesús le dijo: Lo que yo hago, tú no entiendes ahora, pero lo entenderás bientôt.Pierre dijo: No, nunca me lavarás los pies . Jesús le respondió: Si te lavo, no tendrás parte conmigo. Simón Pedro le dijo: Señor, no solo los pies, sino también las manos y la cabeza. Jesús le dijo: El que está lavado, solo necesita lavar sus pies para que sean completamente puros; y tú eres puro, pero no todo. Él conocía a aquel que lo libró; por lo cual dice: « Ustedes no son todos puros. » Después de lavarles los pies y tomar sus vestiduras, se sentó de nuevo y les dijo: « ¿Entienden lo que yo hago? » ¿Has terminado? Tú me llamas Maestro y Señor; y dices bien, porque yo soy. Entonces, si me he lavado los pies, yo, el Señor y el Maestro, también debo lavarme los pies, porque te di un ejemplo, para que tú haz lo que te he hecho (Juan 13: 1-15).

<Estás equivocado a la gloria. ¿No sabes que un poco de levadura aumenta toda la masa?

Haz desaparecer la vieja levadura, para que seas una nueva masa, ya que no tienes levadura, porque Cristo, nuestra Pascua, ha sido asesinado.

Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, no con levadura de malicia e iniquidad, sino con el pan sin levadura de pureza y verdad (1 Corintios 5.6-8).

De acuerdo con las leyes establecidas en el Antiguo Testamento, la Pascua Cristiana se comerá en la casa de ninguna manera fuera de la casa.

<Solo se comerá en la casa; no sacarás carne de la casa, ni romperás hueso (Éxodo 12:46).

En el Nuevo Testamento Jesucristo para celebrar la Pascua en la casa.

<El día del pan sin levadura, donde se sacrificaría la Pascua, vino

y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparado nos la pascua, para que la comamos.

Ellos le dijeron: ¿Dónde quieres que lo preparemos? Y él les dijo: He aquí, que cuando entréis en la ciudad, encontraréis a un hombre que lleva un cántaro de agua; sígalo a la casa donde él entrará, y di al señor de la casa: El maestro te dice: ¿Dónde está el lugar donde comeré la pascua con mis discípulos? Y él le mostrará una habitación superior grande y amueblada, donde preparará la Pascua.

Se fueron, y encontraron cosas como él les había dicho; y prepararon la pascua (Lucas 22: 7-13).

 

De acuerdo con la ley de la Pascua cristiana en el Nuevo Testamento, comemos carne humana de Jesucristo, representado por el pan sin levadura y beber sangre humana de Jesucristo como símbolo, en memoria de jugo de uva el sacrificio de liberación a la cruz del Gólgota debido a nuestros pecados para liberarnos del poder de la oscuridad.

<Porque yo recibí de parte del Señor lo que te enseñé; es porque el Señor Jesús, en la noche en que fue liberado, tomó pan, Y cuando hubo dado gracias, lo partió y dijo: Este es mi cuerpo, que está roto para ti; haz esto en memoria mía.

Asimismo, después de comer, tomó la copa y dijo: « Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haz esto en memoria de mí cada vez que lo bebas.

Porque cuantas veces comas este pan y bebas esta copa, proclamarás la muerte del Señor hasta que venga (1 Corintios 11: 23-26).

 

<Yo soy el pan de la vida.

Tus padres comieron el maná en el desierto, y murieron.

Este es el pan que desciende del cielo, para que el que lo come no muera.

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo. Si alguien come este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual daré por la vida del mundo.

Entonces los judíos disputaron entre sí, diciendo: ¿Cómo puede darnos su carne para comer?

Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo, que a menos que comáis la carne del Hijo del hombre y bebáis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y lo levantaré en el último día.

Porque mi carne es realmente comida, y mi sangre es realmente una bebida.

El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí, y yo permanezco en él.

Como el Padre viviente me envió y yo vivo por el Padre, el que me come vivirá por mí.

Este es el pan que bajó del cielo. No es como tus padres que han comido el maná y están muertos: cualquiera que coma este pan vivirá para siempre (Juan 6:48 – 58).

N.B:

1) Jesucristo dice que yo soy el pan de la vida, la vida que descendió del cielo.

<Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida. El que a mí viene, nunca tendrá hambre, y el que en mí cree, no tendrá sed jamás (Juan 6:35).

<Yo soy el pan vivo que descendió del cielo. Si alguien come este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual daré por la vida del mundo. (Juan 6.51)

2) Pero Jesucristo es la palabra.

<En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.

Ella estaba en el principio con Dios.

Todas las cosas fueron hechas por ella, y nada de lo que se hizo fue hecho sin ella.

En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

La luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad no la ha recibido.

Hubo un hombre enviado por Dios: su nombre era Juan.

Él vino como testigo, para dar testimonio de la luz, que todos deberían creer a través de él.

Él no era la luz, pero parecía dar testimonio de la luz.

Esta luz era la luz verdadera que, viniendo al mundo, ilumina a cada hombre.

Ella estaba en el mundo, y el mundo fue creado por ella, y el mundo no la conocía.

Ella vino a su familia y su familia no la recibió.

Pero a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el poder para convertirse en hijos de Dios, que nacieron,

no la sangre, ni la voluntad de la carne, ni la voluntad del hombre, sino de Dios.

Y la palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, llena de gracia y de verdad; y hemos visto su gloria, una gloria como la gloria del Hijo unigénito del Padre. (Juan 1.1-14)

3) Entonces

< La fe proviene de lo que escuchamos, y lo que escuchamos proviene de la palabra de Cristo (Romanos 10.17).

4) Bajo estas condiciones.

<El hombre no vivirá solo de pan, sino por cada palabra que

fuera de la boca de Dios (Mateo 4.4).

5) Por lo tanto, en la palabra de Cristo, hay leyes y mandamientos que deben ser respetados.

<Si me amas, guarda mis mandamientos (Juan 14:15).

<Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. (Juan 15.10).

<El que tiene mis mandamientos y los guarda es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; lo amaré, y me manifestaré a él.

Judas, no Iscariote, le dijo: « Señor, ¿de dónde viene, que te darás a conocer a nosotros, y no al mundo? Jesús le respondió: « Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre lo amará; vendremos a él, y haremos nuestro hogar en casa.

El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escuchan no es mía, sino del Padre que me envió (Juan 14: 21-24).

<Si permaneces en mí y mis palabras permanecen en ti, pregúntame qué harás y te lo concederé (Juan 15: 7).

<Si guardas mis mandamientos, permanecerás en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor (Juan 15:10).

<Porque el amor de Dios es guardar sus mandamientos. Y sus mandamientos no son dolorosos, porque todo lo que es nacido de Dios triunfa sobre el mundo; y la victoria que triunfa sobre el mundo es nuestra fe (Juan 5.3 – 4).

6) Mientras tanto.

Comer la carne del hijo del hombre y beber su sangre tiene sentido para alimentar la palabra de Cristo.

7) Entonces

Para que la celebración de la Pascua Cristiana ocurra en tu vida, debes ser una criatura nueva, de lo contrario, habrá una consecuencia grave en tu vida personal y física.

<Es por eso que cualquiera que coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será culpable del cuerpo y la sangre del Señor.

Que cada uno se pruebe a sí mismo, y así coma pan y beba de la copa; porque quien come y bebe sin discernir el cuerpo del Señor, come y bebe juicio contra sí mismo.

Es por eso que hay muchos entre ustedes que están enfermos y enfermos, y muchos están muertos (1 Corintios 11:27 – 30).

– Por lo demás, mis hermanos y hermanas en Cristo, estén gozosos, buscando la perfección en la fe en Jesucristo.

Vive en paz, en amor y de acuerdo con Jesucristo.

Saluda a todos los santos y a todos mis lectores.

Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo sea con todos ustedes. Amén!

 

Pascua

IMG_6706_pp photoLos habitantes de Jesucristo, su patrimonio, su paloma, su esposa, su novia son capturados por el demonio de Santa phisiquement representaba el antiguo Egipto, sometido a la pena forzada y la miseria, así que un día de acuerdo con el plan de Jesucristo, a quien ya le había revelado a Abraham, Jesucristo decidió liberar a su pueblo.

El reconocimiento del sacrificio de liberación de Jesucristo.

 

En nombre de tu hermano OctaveIMG_6706_pp photo ngoma luti, llamado a ser un prisionero de Cristo por la voluntad de Dios, que la gracia y la paz te sean dadas por Jesucristo nuestro Señor y Salvador.

Introducción

La necesidad del reconocimiento de Jesucristo del alma cristiana que ha liberado mediante su sacrificio en la cruz del Gólgota es una necesidad fundamental que Jesucristo tiene sobre todas estas criaturas, porque los redimidos tienen la obligación de aspirar a la gratitud a Jesucristo con todo su corazón y alma.

  1. A) Jesucristo quiere ser reconocido como es.

Jesucristo es la piedra angular

– Fuiste edificado sobre la base de los apóstoles y profetas, Jesucristo mismo siendo la piedra angular.(Efesios 2:20).

Jesucristo es la imagen del Dios invisible.

– Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación.

Porque en él fueron creadas todas las cosas que están en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, tronos, dignidades, dominios, autoridades. Todo fue creado por él y para él. * (Colosenses 1: 15-16).

Jesucristo es la Cabeza de la Iglesia.

porque el marido es la cabeza de la mujer, como Cristo es la cabeza de la iglesia, que es su cuerpo, y del cual él es el Salvador (Efesios 5:23).

Jesucristo es el Santo.

« Has negado al Santo y al Justo, y has pedido que se te conceda la gracia de un asesino » (Hechos 3:14).

– Los cuatro seres vivos tienen seis alas, y están llenos de ojos por todas partes y por dentro. Siguen diciendo día y noche: Santo, santo, santo es el Señor Dios, el todopoderoso, quien fue, quien es y quien viene! * (Apocalipsis 4: 8).

Jesucristo es el Juez de los vivos y los muertos.

– Y Jesús nos ordenó que predicáramos a la gente y testificáramos que es Dios el que ha sido designado para juzgar a los vivos y a los muertos. * (Hechos 10:42)

Jesucristo es el Rey de Reyes y Señor de Señores.

– Tenía en su vestido y en su muslo un nombre escrito: Rey de reyes y Señor de señores. * (Apocalipsis 19:16)

Jesucristo es la luz del mundo.

Jesús les habló nuevamente, y dijo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. * (Juan 8:12)

Jesucristo es el Príncipe de la Paz.

Porque un niño nos ha nacido, un Hijo nos es dado, y el dominio descansará sobre su hombro; Será llamado Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. * (Isaías 9: 5-6).

Jesucristo es el Hijo de Dios

El ángel le respondió: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Es por eso que el niño santo que nacerá de ustedes será llamado el Hijo de Dios. * (Lucas 1:35).

Jesucristo es Fiel y Verdadero.

– Entonces vi el cielo abierto, y he aquí, apareció un caballo blanco. El que lo ascendió se llama Fiel y Verdadero, y él juzga y combate con justicia. * (Apocalipsis 19:11).

Jesucristo es la Palabra de Dios

Sus ojos eran como una llama de fuego; en su cabeza había varias diademas; tenía un nombre escrito, que nadie sabe, excepto él mismo; y llevaba una prenda teñida de sangre. Su nombre es la Palabra de Dios. * (Apocalipsis 19: 12-13).

Así, la fe proviene de lo que se escucha, y lo que se escucha proviene de la palabra de Cristo (Romanos 10:17).

– En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.

Ella estaba en el principio con Dios.

Todas las cosas fueron hechas por ella, y nada de lo que se hizo fue hecho sin ella.

En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. * (Juan 1: 1-4).

Jesucristo es Alfa y Omega.

– Soy el alfa y el omega, dice el Señor Dios, quién es, quién era, y quién viene, el Todopoderoso. * (Apocalipsis 1: 8).

Jesucristo es Emmanuel.

– He aquí, la virgen estará encinta, dará a luz un hijo, y se le dará el nombre de Emmanuel, que significa Dios con nosotros. * (Mateo 1:23).

Jesucristo es Yo Soy

Abraham, tu padre, tembló de alegría por lo que vería en mis días: lo vio y se regocijó.

Los judíos le dijeron: « Aún no tienes cincuenta años, ¡y has visto a Abraham!

Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo, antes que Abraham fuera, yo soy. * (Juan 8: 56-58).

Jesucristo es el autor y el Consumidor de nuestra fe.

– mirando a Jesús, el líder y consumidor de la fe, quien, en vista de la alegría que estaba reservada para él, sufrió la cruz, despreció la ignominia y se sentó a la derecha del trono de Dios * (Hebreos 12: 2).

Jesucristo es el pan de vida.

Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida. El que viene a mí nunca tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed. * (Juan 6:35).

Jesucristo es la esposa

Los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando. Y vinieron y dijeron a Jesús: ¿Por qué los discípulos de Juan y los de los fariseos ayunan, mientras que tus discípulos no ayunan?

Jesús les respondió: ¿Pueden los amigos del novio ayunar mientras el novio está con ellos? Mientras tengan al esposo con ellos, no pueden ayunar.

Llegarán días en que el novio les será quitado, y entonces ayunarán ese día. * (Marcos 2: 18-20).

Jesucristo es el Buen Pastor.

– Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por sus ovejas. * (Juan 10:11)

Jesucristo es el Sumo Sacerdote.

Por lo tanto, en todas las cosas, debe ser hecho como sus hermanos, para que él sea un sumo sacerdote misericordioso y fiel en el servicio de Dios, para hacer expiación por los pecados del pueblo; por haber sido tentado en lo que ha sufrido, puede ayudar a los que son tentados (Hebreos 2: 17-18).

Jesucristo es el Cordero de Dios.

– Al día siguiente vio a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo (Juan 1:29).

Jesucristo es el mediador.

– Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, que se dio a sí mismo un rescate por todos. Este es el testimonio dado en su propio tiempo, y para el cual he sido establecido predicador y apóstol, -Le digo la verdad, no miento, encargados de instruir a los gentiles en la fe y la verdad. 1 Timoteo 2: 5-7).

Jesucristo es la Roca

– Hermanos, no quiero que sepan que nuestros padres estaban todos bajo la nube, que todos pasaron por el mar, que todos fueron bautizados en Moisés en la nube y en el mar, todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo * (1 Corintios 10: 1- 4) ..

Jesucristo es la resurrección y la Vida.

Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque esté muerto, y el que vive y cree en mí nunca morirá. ¿Lo crees? * (Juan 11: 25-26).

Jesucristo es el Salvador

– Ella dará a luz un hijo, y le pondrás el nombre de Jesús; él salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21)

Jesucristo es la Verdadera Vid.

– Soy la verdadera vid, y mi padre es el viticultor.

Cada rama que está en mí y que no da fruto, la corta; y cada rama que da fruto, la corta, para que pueda dar más fruto. * (Juan 15: 1-2)

Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida.

Tomás le dijo: « Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo podemos saber el camino?

Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí. * (Juan 14: 5-6).

Jesucristo es ADMIRABLE.

Porque un niño nos ha nacido, un Hijo nos es dado, y el dominio descansará sobre su hombro; Será llamado Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. * (Isaías 9: 5-6).

Jesucristo es un abogado.

Hijitos míos, les escribo estas cosas, para que no pequen. Y si alguno ha pecado, tenemos un abogado con el Padre, Jesucristo el justo. * (1 Juan 2: 1).

Jesucristo es la cuchara.

Porque un niño nos ha nacido, un Hijo nos es dado, y el dominio descansará sobre su hombro; Será llamado Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. * (Isaías 9: 5-6).

Jesucristo es Dios Todopoderoso.

Porque un niño nos ha nacido, un Hijo nos es dado, y el dominio descansará sobre su hombro; Será llamado Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. * (Isaías 9: 5-6).

– Soy el alfa y el omega, dice el Señor Dios, quién es, quién era, y quién viene, el Todopoderoso. * (Apocalipsis 1: 8).

Jesucristo es la estrella de la mañana.

– Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en prestar atención como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hasta que despunte el día y la estrella la mañana se eleva en sus corazones; sabiendo ante todo que ninguna profecía de la Escritura puede ser un objeto particular de interpretación, porque no es por voluntad humana que se ha presentado una profecía, pero es es inducido por el Espíritu Santo que los hombres han hablado de parte de Dios.

* (2 Pedro 1: 19-21)

Jesucristo es solo juez.

De ahora en adelante, la corona de la justicia está reservada para mí; el Señor, el juez justo, me la dará en aquel día, y no solo a mí, sino a todos los que amaron su venida. * (2 Timoteo 4-8).

Jesucristo es el Padre Eterno.

Porque un niño nos ha nacido, un Hijo nos es dado, y el dominio descansará sobre su hombro; Será llamado Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. * (Isaías 9: 5-6).

Jesucristo es el Príncipe de la vida.

– Has matado al Príncipe de la vida, a quien Dios resucitó de los muertos; somos testigos de ello. * (Hechos 3:15).

Jesucristo es sumo sacerdote.

Y Cristo no atribuyó la gloria de llegar a ser un sumo sacerdote, sino que la tiene de parte de aquel que le dijo: « Tú eres mi Hijo, hoy te he engendrado ».

Como dice en otra parte: Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec. * (Hebreos 5: 5-6).

Jesucristo es el testigo fiel.

¡Y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos y el príncipe de los reyes de la tierra! Al que nos ama, que nos libró de nuestros pecados con su sangre, y que nos hizo un reino, sacerdotes para Dios su Padre, ¡a él sea gloria y poder, por los siglos de los siglos! ¡Amén! * (Apocalipsis 1: 5-6)

Jesucristo es el Santo, el Verdadero.

– Y al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: * (Apocalipsis 3: 7)

Jesucristo es el Señor

– pues, en que el que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma sirviente, llegando a ser como los hombres; y habiéndose aparecido como un hombre simple, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, incluso hasta la muerte de la cruz.

Esta es la razón por la cual Dios tiene soberanamente

  1. La necesidad de reconocer el sacrificio de Jesucristo al cristiano se manifiesta de la siguiente manera:

 

Jesucristo quiere que su iglesia respete su mandato y pacto.

En el Antiguo Testamento.

<El tercer mes después que salieron de la tierra de Egipto, los hijos de Israel llegaron ese día al desierto de Sinaí.

Y partieron de Rephidim, y vinieron al desierto de Sinaí, y asentaron en el desierto; Israel acampó allí, frente a la montaña.

Y Moisés subió a Dios, y Jehová lo llamó desde la montaña, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y dirás a los hijos de Israel:

Viste lo que hice a Egipto, y cómo te llevé en alas de águila y traído a mí.

Ahora, si escuchas mi voz, y si guardas mi pacto, me pertenecerás entre todos los pueblos, porque toda la tierra es mía;

serás para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. Estas son las palabras que hablarás a los hijos de Israel (Éxodo 19: 1-6)

 

En el Nuevo Testamen.

<Si me amas, guarda mis mandamientos (Juan 14:15).

<Si guardas mis mandamientos, permanecerás en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor (Juan 15:10).

<El que tiene mis mandamientos y los guarda es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; lo amaré, y me manifestaré a él.

Judas, no Iscariote, le dijo: « Señor, ¿de dónde viene, que te darás a conocer a nosotros, y no al mundo?

Jesús le respondió: « Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre lo amará; vendremos a él, y haremos nuestro hogar en casa.

El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escuchan no es mía, sino del Padre que me envió (Juan 14: 21-24).

<Si permaneces en mí y mis palabras permanecen en ti, pregúntame qué harás y te lo concederé (Juan 15: 7).

<Si guardas mis mandamientos, permanecerás en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor (Juan 15:10).

<Porque el amor de Dios es guardar sus mandamientos. Y sus mandamientos no son dolorosos, porque todo lo que es nacido de Dios triunfa sobre el mundo; y la victoria que triunfa sobre el mundo es nuestra fe (Juan 5.3 – 4).

2) Jesucristo quiere que su Iglesia ofrezca acción de gracias a través de las acciones de la gracia

 

En el Antiguo Testamento.

El que ofrece acción de gracias por mi sacrificio me glorifica, y al que vela por su camino mostraré la salvación de Dios (Salmos 50.23).

Alaben al Señor por su bondad y por sus maravillas para los hijos de los hombres. Que ofrezcan sacrificios de acción de gracias y publiquen sus obras con gritos de alegría (Salmo 107: 21-22).

Oh Dios! Debo cumplir los votos que te hice; Te ofreceré acción de gracias. Porque has librado mi alma de la muerte, has garantizado que mis pies no caigan, para andar delante de Dios en la luz de los vivientes (Salmos 56: 12-13).

Te ofreceré un sacrificio de acción de gracias, e invocaré el nombre de Jehová (Salmos 116.17).

Te ofreceré un sacrificio de acción de gracias, e invocaré el nombre de Jehová (Salmos 116.17).

Acrifices que agradan a Dios es un espíritu quebrantado: ¡Oh Dios! no desdeñes un corazón quebrantado y contrito (Salmos 51.17).

Celebraré el nombre de Dios con himnos, lo exaltaré con alabanza. Esto es aceptable para el Señor, más que un toro con cuernos y pezuñas. * (Salmos 69:30).

Y ya mi cabeza se levanta sobre mis enemigos que me rodean; Ofreceré sacrificios en su tienda, al sonido de la trompeta; Cantaré, alabaré al SEÑOR (Salmos 27: 6).

La voz de gozo y voz de alegría, novio de las canciones y la voz de la novia, las voces de los que digan: Alabad a Jehová de los ejércitos, porque Jehová es bueno, porque su amor perdura para siempre! La voz de aquellos que ofrecen sacrificios de acción de gracias en la casa del Señor. Porque haré volver a los cautivos de la tierra, y los restauraré como antes, dice Jehová (Jeremías 33:11).

 

En el Nuevo Testamento

 

y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda su alma y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios. (Marcos 12,33 ).

 

<Ve y aprende lo que significa: disfruto la misericordia, no el sacrificio. Porque no vine a llamar a personas justas, sino a pecadores (Mateo 9.13).

 

<Por él, ofrezcamos continuamente a Dios un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de labios que confiesan su nombre.

 

Y no te olvides de la beneficencia y la liberalidad, porque es a tales sacrificios que Dios se complace (Hebreos 13: 15-16).

 

<Que cada uno de ustedes, en el primer día de la semana, deje de lado lo que pueda, de acuerdo con su prosperidad, para que uno no espere mi llegada para recoger los regalos.

Y cuando yo venga, enviaré con cartas, para traer tu abundancia a Jerusalén, las personas que has aprobado (1 Corintios 16: 2-3).

 

Pero la hora viene, y ya ha llegado, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque estos son los adoradores que el Padre pide.

Dios es Espíritu, y aquellos que lo adoran deben adorarlo en espíritu y en verdad. * (Jn 4: 23-24).

Manténganse con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando y celebrando con todo su corazón las alabanzas del Señor;

da gracias continuamente por todas las cosas a Dios el Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo,

sometiéndose unos a otros en el temor de Cristo (Efesios 5:19 – 21).

 

  1. C) Las consecuencias del reconocimiento del sacrificio de liberación.

 

El ser humano que reconoce la gloria, el reino, el poder, obligó a la grandeza y majestad de Jesucristo de eternidad a eternidad desarrolla un sentido de compromiso con respecto a la Evangil de Cristo.

 

El reconocimiento del ser humano a Jesucristo como Señor Dios Todopoderoso es un sentimiento que da seguridad, confianza, solidez y estabilidad en la relación del ser humano a vis de su creador

 

El hecho de mostrar gratitud a Jesucristo demuestra el amor y la confianza que el ser humano tiene hacia su creador y también demuestra la pertenencia y la integración del ser humano con respecto al evangelio de Cristo

<Bendito es el hombre que pone su confianza en el Señor

y que edifica sobre Jehová toda su seguridad.

Será como un árbol plantado cerca de una corriente

que extiende sus raíces hacia el arroyo,

él no teme nada cuando llega el calor:

sus hojas permanecen verdes;

a él no le importa

durante el año de sequía,

y él no deja de producir fruto (Jeremías 17: 7-8).

 

<Bendito es el hombre que confía en el Señor, y no se vuelve al arrogante y los mentirosos (Salmo 40: 4).

 

  1. D) El salario de la falta de reconocimiento del sacrificio de liberación de Jesucristo.

 

El sentimiento de falta de gratitud a Jesucristo es la muerte espiritual que causa emociones y sentimientos negativos, como el vicio y la adicción. (Juego, bebida, droga, hábito de libertinaje, prácticas) las relaciones sexuales contra la naturaleza, el libertinaje la perturbación de la conducta, la prostitución, el gusto depravado contra la naturaleza fornicación, la masturbación, etc.).

 

<La ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que injustamente tienen la verdad cautiva,

porque lo que se puede conocer de Dios se les manifiesta, Dios les ha dado a conocer.

De hecho, las perfecciones invisibles de Dios, su poder eterno y su divinidad, se ven como en el ojo, desde la creación del mundo, cuando se consideran en sus obras. Son inexcusables,

desde que conocieron a Dios, no lo glorificaron como a Dios, y no le dieron gracias; pero se extraviaron en sus pensamientos, y su insensato corazón fue sumergido en la oscuridad.

Jactándose de ser sabios, se volvieron locos;

y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en imágenes de hombre corruptible, pájaros, cuadrúpedos y reptiles.

Es por eso que Dios los ha entregado a la impureza, de acuerdo con las lujurias de sus corazones; para que se deshonren a sí mismos sus propios cuerpos;

aquellos que cambiaron la verdad de Dios en una mentira, y que adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador, que es bendecido para siempre. Amén!

Es por eso que Dios los ha entregado a pasiones infames: porque sus esposas han cambiado el uso natural por el que no es natural;

y asimismo los hombres, abandonando el uso natural de las mujeres, se han inflamado unos a otros en sus deseos, cometiendo un hombre con un hombre de cosas infames, y recibiendo en sí mismos el salario que merecía su miseria.

Como no les interesaba conocer a Dios, Dios los entregó a su sentido reprensible, para cometer cosas indignas,

estar lleno de todo tipo de injusticia, malicia, avaricia, malicia; lleno de envidia, asesinato, pelea, astucia, malignidad;

relatores, calumniadores, impíos, arrogantes, arrogantes, jactanciosos, ingeniosos para el mal, rebeldes a sus padres, desprovistos de inteligencia,

lealtad, afecto natural, misericordia.

Y aunque conocen el juicio de Dios, declarando que aquellos que cometen tales cosas son dignos de muerte, no solo los hacen, sino que también aprueban a aquellos que los hacen (Romanos 1.18 – 32).

N.B: Jesucristo necesita reconocimiento a través de la mirada cristiana porque los redimidos tienen mucha importancia a los ojos de Cristo.

Para ser reconocido, amado, considere alquilar, adorar, glorificar cuando respondió a la expectativa cristiana es humilian la cruz del calvario como expiación, porque de todos.

<El Padre me ama, porque doy mi vida, para recuperarla.

Nadie me lo quita, pero yo mismo me lo doy; Tengo el poder de darlo, y tengo el poder de retirarlo: esta es la orden que recibí de mi Padre (Juan 10: 17-18).

Por la gracia de Dios, la fuente de salvación para todos los hombres, se ha manifestado.

Nos enseña a negar la impiedad ya los deseos mundanos, ya vivir en el presente edad de la sabiduría, la justicia y la piedad, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, que se entregó por nosotros para redimirnos de toda iniquidad, y para ser un pueblo para él y purificar para celoso de buenas obras (Tito 2.11 – 14) ..

– Entonces, hermanos, ya que tenemos, a través de la sangre de Jesús, una entrada libre al santuario

por el camino nuevo y vivo que nos inauguró a través del velo, es decir, de su carne, y ya que tenemos un sumo sacerdote establecido en la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en la plenitud de la fe, los corazones purificados de una mala conciencia, y el cuerpo lavado con agua pura.

Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza, porque quien hizo la promesa es fiel (Hebreos 10: 19-23).

– Por lo demás, mis hermanos y hermanas en Cristo, estén gozosos, buscando la perfección en la fe en Jesucristo.

Vive en paz, en amor y de acuerdo con Jesucristo.

Saluda a todos los santos y a todos mis lectores.

Que la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo sea con todos ustedes. Amén!